jueves, 13 de junio de 2019

Himno a Santa María de las Angustias Coronada.




ESTRIBILLO 


Madre de Dios, Madre de Dios te aclamamos.
Madre de Dios, de los gitanos Reina bendita.
Madre de Dios, Madre de Dios te aclamamos,
por Sevilla Coronada, como ofrenda de su amor.
  


ESTROFA 


Del Señor humilde esclava,
atendiendo a su Palabra,
Tú mereciste, Hermana nuestra,
título y gloria de Reina.
En tus Angustias, das alegría,
a los sencillos de corazón,
pues padeciendo junto a tu Hijo
de nuevo alumbras nuestra Salud.
 


ESTRIBILLO

 Madre de Dios, Madre de Dios te aclamamos,
Madre de Dios, de los gitanos Reina bendita
Madre de Dios, Madre de Dios te aclamamos,
Por Sevilla Coronada
Como ofrenda de su amor.
 


ESTROFA 


Tú eres la honra de nuestra raza.
Tú la esperanza de nuestro pueblo.
Tú eres la gloria de nuestra Iglesia,
Tú, la alegría de nuestro Dios.
Reina en nosotros, Madre de Dios,
Reina en el mundo, reine tu amor.
Ven con nosotros, Madre  doliente,
lleva a tu pueblo, al  Reino de Dios.
 


ESTRIBILLO 


Madre de Dios, Madre de Dios te aclamamos,
Madre de Dios, de los gitanos Reina bendita
Madre de Dios, Madre de Dios te aclamamos,
Por Sevilla Coronada
Como ofrenda de su amor.
 



Foto de Lito Álvarez Ruíz

Ángelus


 

Es la hora del Ángelus.


V. El Ángel del Señor anunció a María,
R. Y concibió por obra del Espíritu Santo.
Avemaría.

V. He aquí la esclava del Señor.
R. Hágase en mí según tu palabra.
Avemaría.

V. Y el Verbo se hizo carne.
R. Y habitó entre nosotros.
Avemaría.

V. Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios,
R. Para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Nuestro Señor Jesucristo.

Oración:
Te suplicamos, Señor, que derrames tu gracia en nuestras almas para que los que, por el anuncio del Ángel, hemos conocido la encarnación de tu Hijo Jesucristo, por su Pasión y Cruz seamos llevados a la gloria de su Resurrección. Por el mismo Jesucristo Nuestro Señor.
R. Amén.

lunes, 18 de marzo de 2019

Oh Madre de Dios de las Angustias.




¡Oh Madre de Dios!, no desechéis mis súplicas,antes bien, escuchadlas y acogedlas benignamente.Amén.
Fotografía Fran Granado

domingo, 30 de septiembre de 2018

El don de la Madre


La devoción a María no es una cortesía espiritual, es una exigencia de la vida cristiana. Contemplando a la Madre nos sentimos animados a soltar tantos pesos inútiles y a encontrar lo que verdaderamente cuenta. El don de la Madre, el don de toda madre y de toda mujer es muy valioso para la Iglesia, que es madre y mujer.

Homilía del Papa Francisco en la Solemnidad de Santa María Madre de Dios










Pages