domingo, 23 de agosto de 2009

Las Angustias


De mis Angustias, Consuelo

Busque cada noche una estrella, que mi camino iluminara; Busque en palabras el consuelo para cualquier dolor de mi alma; y caminando por Sevilla una oscura madrugá me encontré de frente los ojos de una majarí gitana de un valle celestial…

Lloraba su pena morena por el hijo que delante va, pagando por los pecados, de toda la humanidad.

Quien fuera pañuelo para tus lagrimas secar, pagando con amor el consuelo que en tus ojos llegué a encontrar.

Bendita seas madre, benditos sean tus ojos, bendito sea tu vientre y tu adorado rostro, de primavera infinita con tus lagrimas regá.

Y aquel que no te llame, reina de San Román, Gitana de Sevilla y luz de sus madrugás, vuelva tan solo un momento, para tu rostro mirar y contemplar tus duquelas, clavadas como un puñal, que besen tus benditas manos, y solo así comprenderán, por que todos lloramos ante tu Angustia de rostro gitano.

Autora: Gema H.
Fotografía de :DolnalPress.

7 comentarios:

  1. yo tambien quiero ser pañuelo

    ResponderEliminar
  2. muy bonito, sencillo pero bonito

    ResponderEliminar
  3. este creo q lo lei en sevillatv
    muy bueno

    ResponderEliminar
  4. ta presioso el pomea me gusta muxo

    ResponderEliminar
  5. ya podrian publicar mas poemas pa la virge de las angustias

    ResponderEliminar

La Madre de las Angustias, te guarde por siempre.

Pages